Situada al nordeste de Zanzíbar nos encontramos ante un paraíso ideal para bucear entre corales y disfrutar de una deliciosa arena blanca con agua turquesa y rodeada de palmeras.

Mientras que todo Matemwe está muy aislado, la parte norte es aún más de ensueño, con menos alojamientos que la parte sur de la aldea. Se trata de la playa más larga de la región, muy tranquila, casi vírgen pero con algunos restaurantes distribuidos a lo largo de ella.

Se trata de un destino vacacional bastante exclusivo con varios resorts de lujo.

Consejos:

Hay que tener cuidado con los erizos en el agua y con los cambios de marea. Dependiendo de la estación del año puede ser un poco difícil nadar en el océano. Durante la marea alta, se puede acceder al cálido Océano Índico sin problemas, con la marea baja es más complicado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *