Arena dorada y agua turquesa hacen de esta playa de Lanzarote ser una de las más fotografiadas de las islas canarias. Son siete kilómetros de playas vírgenes de arena blanca, situadas entre Playa Blanca y la Punta del Papagayo, refugiadas de los vientos alisios y bañadas por aguas tan tranquilas como cristalinas.

Alejada del núcleo urbano (a pocos Kilómetros de Punta Blanca) pero con un aparcamiento (3 euros) cercano se convierte en un lugar para iniciarse en el snorkel y disfrutar de la riqueza de sus fondos o dejar que los niños chapoteen sin preocupaciones.

Desde su arena podemos disfrutar de las vistas del Atlántico con el islote de lobos y la maravillosa Fuerteventura.

Sus amplias calas están desperdigadas por todo el litoral, entre pequeñas lomas, con la pacífica marea de bellos tonos azules como único y relajante horizonte. Las playas de Papagayo se dividen en cuatro zonas principales de baño: Playa Mujeres, El Pozo, las playas de Papagayo y la Caleta del Congrio todas igual de bonitas e igual de cristalinas.

Recomendaciones:

El acceso es a través de una pequeña carretera que puede congestionarse en horas punta, así que conviene madrugar. Tiene pocos servicios, así que mejor ir preparado.

Datos:

  • Longitud120 metros
  • Anchura Media20 metros
  • Accesos:A pie / En coche
  • OcupaciónAlto
  • UrbanizaciónAislada
  • Tipo ArenaBlanca
  • OleajeFlojo
  • Playa NudistaSi
  • Bandera AzulNo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *