Su suave arena blanca y sus aguas turquesas la convierten en la playa más fotografiada de Menorca. Se tratan de dos pequeñas calas (50m y 105m respectivamente) situadas muy cerca entre si.

En la misma playa de Macarella hay un chiringuito con capacidad para más de 100 personas, y a la hora de comer suele estar lleno.

En veranos la multitud de barcos pueden estropear algo las vistas.

Recomendaciones:

El principal problema de esta playa es que debido a su popularidad, a los parkings y a los servicios que tiene, está bastante masificada, así que lo mejor es madrugar.

Al ser pequeña, con difícil acceso y pocos servicios no es recomendable para niños.

Muy recomendable para hacer snorkel.

Cómo llegar

Desde verano de 2018 el acceso SÓLO es posible con bus que sales desde Ciutadella. Si realizas reserva y pago por la web son unos 8€ ida y vuelta. Después hay que caminar unos 15 minutos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *