Situada en  la costa de Almería, concretamente en el municipio de Carboneras, es una de las playas más conocidas y favoritas de los españoles. Pocas veces el agua cristalina del mar y la fina arena de la tierra se funden en una perfecta linea recta dibujando un espectacular horizonte.

Podríamos considerarla como una playa salvaje, de complicado acceso y nada recomendable para el típico día familiar de playa, conviene visitarla como una bonita excursión al mar.

Accesos:

No es fácil llegar a ella, así que la desaconsejamos para personas mayores y niños. Se puede llegar por tres caminos, el primero sale desde el punto de información (Camino1 en la imagen) y son 700 metros con bastante desnivel, el segundo sale del final de la zona de estacionamiento (Camino 2) y aunque es 100 metros más corto es mucho más escarpado. El tercer camino está cerca de el mirador (Camino 3) y está formado por unas vetustas escaleras de piedra bastante irregulares, con las que debemos tener cuidado.

Nudismo:

Está permitido, pero es una playa mixta. El nudismo se concentra principalmente en el lado izquierdo de la playa

Recomendaciones:

Como ya hemos comentado anteriormente, no es una playa familiar, carece de servicios y es REALMENTE PELIGROSA con viento fuerte de levante si las olas rompen con fuerza la playa se corta y es difícil de salir del agua. Coviene visitarla en temporada media o baja ya que al ser tan famosa y fotogénica suele estar muy concurrida en verano.

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *