La Playa de Las Catedrales (As Catedrais) es una de las más famosas y concurridas playas de España, está situada en la costa de la provincia de Lugo (Galicia), concretamente en Ribadeo y pese a que su nombre oficial es el de Playa de Augas Santas es conocida por todos como la de las catedrales debido a las impresionantes formaciones rocosas que aparentan ser los arbotantes de las catedrales góticas.

El tamaño de dichos arcos, también conocidos como “ollos”, alcanza en algunos casos más de 30 metros de altura y se pueden observar paseando por la playa con la marea baja.

La playa está formada por fina arena blanca y gracias a su limpieza conserva su bandera azul. No obstante debido a la gran afluencia de público es necesario hacer una reserva a través de internet para poder acceder a ella. La reserva es gratuíta y se puede hacer aquí: https://ascatedrais.xunta.es.

Su extensión varía considerablemente con el estado de la marea, siendo su longitud máxima de 1.328 metros en marea baja.

Accesos:

Se accede mediante la carretera N-634 y por ferrocarril, a través de los apeaderos de Esteiro y Reinante (RenfeFEVE).

Recomendaciones:

  • Infórmate del estado de las mareas ya que los arcos solo pueden verse cuando la marea está baja. Lo ideal es ir a la arena uno hora antes de la bajamar y disfrutar del espectáculo natural.
  • Evita los días pico de turismo, demás de los típicos atascos, colas y problemas para aparcar, la playa al ser pequeña se llena de gente que arruinarán completamente tu experiencia y tus fotos.
  • Ten paciencia, aunque vayas un día poco turístico el acceso a la playa se realiza mediante unas pequeñas escaleras en las que suelen producirse colas.
  • Disfruta del entorno y la gastronomía local. Galicia no se caracteriza por el buen tiempo pero ha sabido compensarlo con muchas cosas que deleitarán a cualquier turista.
Playa de las catedrales en un día con muchos visitantes

RIESGOS DE LA VISITA:
La playa queda totalmente cubierta por el agua en los períodos de marea alta; para evitar los riesgos durante la visita, debe prestar especial atención a la subida de la marea y, de ser el caso, atender a las indicaciones de las personas socorristas y vigilantes .
Salir de los senderos habilitados puede alterar el estado de conservación de los hábitats prioritarios y de las formaciones geológicas y poner en riesgo su propia seguridad y la de las personas que se sitúen en la parte baja de los acantilados. Recuerde que se encuentra en una zona de acantilados sometida a la acción erosiva de las olas del mar y del viento, por lo que se trata de un medio inestable que en ocasiones puede ocasionar desprendimientos.
En la visita a la playa extreme las precauciones: no debe acercarse a la parte inferior de los arcos y acantilados ni entrar en las cuevas y grutas marinas. Dado que es un medio natural, no se puede predecir con exactitud cuando se producirán los desprendimientos, si bien los períodos más susceptibles son los de fuertes lluvias, cuando el agua se infiltra por las fisuras abiertas de las rocas.
Algunos años a dinámica marina elimina temporalmente parte de la arena que recubre la playa. El acceso principal al monumento natural se realiza a través de una escalera en la que, al no haber arena, el escalón inferior queda la cierta altura del suelo, por lo que puede resultar dificultosa la bajada para personas con movilidad reducida. El resto de las personas usuarias también debe tener precaución tanto con la altura del escalón como a la hora de caminar por las rocas, que pueden estar resbaladizas.

Pronóstico del tiempo:

Algunas opiniones:

Positivas:

Las fotos no le hacen justicia, su monumentalidad sorprende desde el mismo descenso a la playa. Muy recomendable a los amantes de la naturaleza.

Negativas:

Me parece una auténtica vergüenza que no pueda acceder a una playa pública… ya no se puede ni ir al campo con libertad y respetando el entorno. Dicen que 5000 personas son muchas jajajajaja me parece de chiste, para nada está saturada que se creen que es Fuengirola o Benidorm… Y como espectáculo natural no está mal, pero que playas naturales bellas en España hay muchísimas. Que visiten el cabo de Gata y comparen y sin pedir entrada…Que manera tan penosa de gestionar y tratar a las personas. Insisto una playa pública es de todos, la había visitado antes varias veces y para nada había problemas de ningún tipo, ahora solo está pensada para sacar dinero con la cafetería con precios de atraco a mano armada y te cobran hasta por ir al baño. Un 0 para la organización, ayuntamiento y Xunta.

Playa de las catedrales

0

Arena

0.0/10

Agua

0.0/10

Entorno

0.0/10

Servicios

0.0/10

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *